Vodka, origen, notas históricas, elaboración, tipos de vodka

VODKA
En el año 1386 el alcohól vínico fue introducido en Moscú por comerciantes genoveses, pero se considero “un potaje dañino” por lo cual el gobierno de Rusia prohibió su importación al país ...

Al descubrirse que el alcohól podía extraerse del trigo y el centeno, fue cuando esta idea negativa desapareció y comenzó a producirse la primera vodka que se llamo “vino de pan” hasta el siglo 19. Como la producción del vodka resultaba muy barata, el gobierno de "Iván IV el terrible" proclamo su fabricación del estado partir de este momento comienza la historia del vodka ruso.

En un principio solo se elaboraba en Moscú, por eso hasta el siglo XVIII la vodka rusa se llamo moscovita. Sin embargo, la vodka fue de baja calidad hasta la aparición de la emperatriz Katerina II, quien noto que los beneficios de esta industria tan provechosa era muy escaso, entonces permitió que se elaborasen vodkas en las fincas de los nobles.

Aquí es cuando aparece la bebida de pureza cristalina y de altísima calidad. Los nobles rusos consideraban con gran  deshonra  fabricar un producto mediocre. Es una de las fabricas pequeñas se invento un método de depuración de la vodka mediante el carbón vegetal.

La composición actual de la vodka se debe al inventor de la tabla periódica de los elementos, Dimitri Mendeleiev, quien descubrió que la proporción ideal de agua/alcohol para la vodka era de 40º. Según Mendeleiev la fórmula exacta de vodka es: 45,88% de alcohol y 54,12% de agua y peso de un litro de vodka es 951 gr.
En 1894 el gobierno de Rusia certificó la vodka mendeleievskaya que recibió el nombre de Moskovskaya Especial. El estandar de 40º en ese momento, puso una gran distancia entre  la vodka rusa y todas las bebidas fuertes europeas, en las cuales la cantidad de alcohol no sobrepasaba esa graduación.

Además, en Rusia, para la producción del vino de pan usaban centeno, mientras que en Europa lo hacían de remolacha o patata. Muchos aún afirman que la vodka de centeno es la de mejor calidad. El pensador y ensayista alemán Friedrich Engels, notó una diferencia: la vodka de centeno provocaba una resaca menos violenta que la de patata.

El carácter blando de la Moskovskaya Especial se debía al agua mineral del suelo ruso. Estos dos componentes, agua y materia prima, hasta hoy, según los especialistas, diferencian a la vodka rusa de sus análogos occidentales.

Después de la II guerra mundial, la vodka dejó de ser un producto exclusivo de Rusia, Polonia, Ucrania, países eslavos y bálticos; comenzó a producirse en países occidentales, principalmente en Estados Unidos y países Escandinavos e incluso Japón, su consumo se fue extendiendo mundialmente.

Materia prima

Originariamente la producción de esta bebida era a partir de los productos de agricultura locales más baratos y abundantes, como el trigo, maíz, patatas, caña de azúcar o la combinación de cualquiera de estos.

El proceso consistía en una filtración simple y rápida del fermento de estos usando un filtro a base de carbón vegetal, en lugar de un caro y prolongado proceso de destilación. El líquido purificado era después reducido, sin añejarse hasta ser potabilizado mediante la adición de agua destilada para luego embotellarlo.

El resultado de este ciclo de elaboración era y sigue siendo un producto incoloro y sin olores con una graduación alcohólica elevada.


Elaboración del vodka

El proceso antiguo en el siglo XVI del vodka era muy diferente de lo que se conoce ahora, se destilaba en alambiques sencillos con lo cual se obtenía un licor de fuerte sabor al cual se le infusionaba con varias plantas para ocultar este sabor.

El proceso de elaboración actual del vodka parte de la utilización de un liquido que se obtiene fermentando varios cereales y agua.

Primero, debe prepararse el jugo vegetal. Para ello, se prensa la materia prima: trigo, centeno, papa u otro producto con agua. Se calienta para convertir su fécula en azúcar y dar lugar a un líquido espeso llamado mosto.

Se agrega levadura para que se produzca la fermentación y para que mediante la destilación se obtenga el aguardiente base, después de que se han separado sus componentes básicos agua, alcohol, metanol y fusenol.

Se utiliza un alambique continuo que cuenta con dos columnas: el analizador y el rectificador. Se introduce vapor caliente en la parte inferior del analizador, que asciende por los compartimientos, calentándolos a su paso.

También, se introduce, por vía del rectificador, una pequeña cantidad de líquido fermentado en la parte superior, que cae por las planchas que el vapor ha calentado a su vez.

De esta manera, se calienta el líquido, el alcohol empieza a evaporarse y cuando el líquido cae a la parte inferior de la columna, se extrae la mayor parte de su alcohol mediante un sifón. Los vapores del aguardiente y el vapor restante salen por la parte superior de la columna a través de un conducto que los lleva al rectificador.

Tras la destilación y la rectificación, el vodka se reduce a la graduación requerida, añadiéndole agua para luego filtrar y purificar, momento en que se eliminan los elementos aromáticos, para lograr esa bebida sin sabor. Para ello, se emplea carbón vegetal; en Rusia siempre se ha utilizado madera de abedul para producirlo.

Cuando se calienta el carbón, da el aspecto de una esponja. Se introduce en los filtros y luego se bombea el vodka. La filtración mediante carbón vegetal debe controlarse, porque cuando el material se satura con las impurezas, pierde sus cualidades absorbentes.
Tipos de vodka


En los países occidentales, es utilizada principalmente en cocktails, aunque el auge de los llamados vodkas "premium" hace que cada vez sea más frecuente consumir vodka por sí solo. El carácter del vodka tiene que ver con las materias primas utilizadas para elaborarlo.

Todas ellas dejan un rastro, que algunos productores eliminan totalmente porque su valor es llegar a la pureza total destilando al 100%, mientras que otros prefieren llegar al 96%, para dejar entrever ciertos aromas propios de las materias primas.

Vodka de Centeno

El centeno es uno de los ingredientes más populares en Europa del Este. Hasta 1870, era el protagonista de los vodkas rusos, aunque en épocas de escasez también se utilizaron la papa y el trigo. Los polacos también lo consideran un ingrediente especial; de hecho, Polonia es el mayor productor mundial de centeno. Hay que resaltar el aroma suave y ligeramente dulce que deja.

Vodka de Melaza

Es el almíbar que se extrae al refinar el azúcar. Antiguamente, se usaba mucho para elaborar vodka porque era más económico, pero gracias a los avances en cuanto a la producción de granos, se ha dejado un poco de lado. Los vodkas que provienen de este ingrediente tienen aromas limpios y puros y se sienten un poco más dulces al paladar que los obtenidos de cereales.

Vodka de Papa

Elaborar vodka a partir de la papa puede resultar más costoso y dispendioso. Existe el prejuicio de que un vodka de papa puede ser un premio de consolación, pero también hay vodkas muy buenos elaborados a partir de ella.

Lo que sí es cierto es que se trata de una materia prima difícil de trabajar, pues resulta más complejo descomponer y liberar ciertos productos químicos durante la fermentación. En Polonia, se trabaja en la producción industrial de papa en áreas con unas condiciones climáticas ideales a lo largo de las costas del Báltico y en las orillas del río Vístula. Así, han logrado obtener papas con 18% de almidón, mientras que Las corrientes registran 12%.

Vodka de Trigo

Éste es un ingrediente popular en Europa Occidental y Estados Unidos. En Holanda, por ejemplo, en el siglo XIX ya se utilizaba el trigo para producir sus destilados.

3 comentarios