Primero fue el Pisco Punch y después el Pisco Sour

Pisco Punch
En nuestra búsqueda de recetas antiguas de cocteles, nos llevamos la sorpresa. ¡Antes que el pisco sour fue el pisco punch!. Muchos  estadounidenses de finales del siglo XIX probaron el pisco por primera vez gracias al ponche que el escocés Duncan Nicol creó en el sótano de su bar, en San Francisco, con el destilado de uva peruano que llegaba vía marítima. Y todo indica que se convirtió en un coctel muy popular. Las investigaciones de Guillermo Toro-Lira, toda una autoridad en el tema, nos han permitido conocer estos y otros detalles que se habían perdido en la historia. La prohibición de la venta de licor en Estados Unidos (1919) y la posterior muerte de Nicol hicieron que el pisco punch desapareciera del mapa.

Sin embargo, ahora podemos decir que ha “resucitado” y que se dispone, una vez más, a conquistar paladares. Un primer paso es la instauración del Día del Pisco Punch, el que a partir de este año se celebrará el primer viernes después del 22 de agosto, día en el que Duncan Nicol nació. Y eso no es todo, según informó Toro-Lira desde San Francisco, se espera que en algunas semanas el alcalde en esa ciudad proclame oficialmente el tercer viernes de agosto como el día del coctel.

La clave de los ingredientes:
Cuando Nicol falleció, se llevó los secretos de su receta a la tumba. Lo que ahora se sabe es que estaba hecho con pisco italia, jarabe de goma arábiga, jugo de limón, azúcar, piña y agua destilada. La goma arábica dada su difícil adquisición en algunos países, se puede sustituir por jarabe de piña, y el agua destilada por infusión de cáscara de piña. Aprendamos a preparar esta adaptación que, si bien no es exactamente igual al coctel original, se ajusta a nuestra realidad.

Preparación del coctel Pisco Punch
Para el obtener el jarabe de piña, lo que tenemos que hacer es picar la fruta en cubos –inicialmente se usó la cayena, pero también podemos utilizar la golden o la hawái- y dejarla reposar en jarabe de un día para el otro. Luego, retiramos los pedazos de fruta, nos quedamos con el jarabe, y la piña la ponemos a macerar en pisco, para después utilizarla para decorar el coctel.

Las medidas son las siguientes: ¾ de onza de jarabe de piña, 2 onzas de infusión de cáscaras de piña, 2 onzas de pisco y medio limón exprimido.

La mayoría de mixólogos señalan que el pisco punch es un coctel batido, pero se puede preparar de manera directa. ¿Por qué? por mantener la tradición de los ponches preparados en grandes envases, como los que hacía el mismo Nicol.

Lo que tenemos que hacer es poner cubos de hielo grandes en una copa amplia y verter uno por uno los ingredientes. Colocamos los cúbitos de piña al final de la copa y, si nos gusta, una cereza macerada en pisco y, con la ayuda de una cuchara, movemos brevemente. Eso es todo. Solo queda saborear y brindar.

Ir a más cócteles >>> .
Tabla de medidas y equivalencias >>> .
2 comentarios