¿Vas a tener sexo esta noche? ¡prepara la copa ideal!

¿Vas a tener sexo esta noche? ¿Tienes una lista de las bebidas que te pueden ayudar? ¿Existen las bebidas afrodisíacas? Algunos piensan que sí y otros que no. Cada cultura tiene sus rituales a la hora del amor y aunque hay quienes creen que se trata solamente de una leyenda y que no hay más afrodisíaco que el que uno se genera mentalmente a la hora del erotismo y la sexualidad, se sabe que existen ciertas bebidas que por su química pueden llegar a producir algún tipo de deseo y eficacia sexual.

Los expertos dicen que técnicamente no existen las bebidas afrodisíacas pero que cada uno sabe cuál es la que le genera sensaciones especiales, la relación de uno con cierta bebida, puede ser el perfume del gin, la madurez de un scotch o hasta la historia escrita en una etiqueta que te erotice.

El sommelier y wine consulting Luciano Sosto, afirma que "las bebidas afrodisíacas son las que estimulan los sentidos del gusto y del olfato como las que contienen alcohol por su propiedad desinhibidora, ya que actúan directamente sobre el sistema nervioso central provocando un aumento de la lívido y la excitación y favoreciendo la aproximación sexual". "El alcohol puede despertar sensaciones voluptuosas, desinhibir, excitar, quebrar barreras y eso puede ser bueno antes del sexo". El Champagne tiene una gran reputación igual que el vino y son ideales para noches de pasión por la magia que producen en los amantes. Aquí, recomendaciones de los expertos para despertar el deseo y potenciar la sexualidad.

Para una primera cita, "Definitivamente lo mejor es el Champagne por su elegancia, su tradición, su prestigio y su glamour como así también por el efecto que provocan las burbujas y también los vinos espumantes", asegura Lucky Sosto, y Martín Auzmendi agrega que depende de la hora de la cita "si empieza temprano lo ideal es un aperitivo fresco y bajo en alcohol, que abre las puertas sin empujarte todavía a ningún lado y permite luego seguir con otros alcoholes o cócteles o pasar a un vino".

Para una ocasión especial, "Lo ideal es lo que sea especial para cada uno, son tantas las situaciones que es imposible elegir una sola, hay momentos para cada bebida. Por eso el que bebe una sola cosa siempre pierde", dice Auzmendi. Por su parte, Lucky sugiere un destilado y en lo personal prefiere el whisky, pero tener en cuenta que hay una delgada línea entre estar más excitado a pasar a estar borracho "una medida es políticamente correcta, dos medidas la alegría es excesiva y tres medidas produce borrachera y pone en peligro el rendimiento sexual", asegura.

Para todos los días (o casi), "Para todos los días vino del color que a uno más le guste o sino cerveza, ambas bebidas son accesibles y su grado alcohólico es relativamente bajo. Generalmente las bebidas fermentadas a base de grano son mejor aceptadas por el organismo que las fermentadas a base de fruta, por eso se consume más cerveza que vino a nivel mundial", explica Lucky y Auzmendi sostiene que vinos y aperitivos son lo mejor para la rutina cotidiana y en menor medida buenas cervezas.

Para una noche de pasión intensa, tanto para ellos como para ellas, Lucky recomienda una bebida que despierta pura emoción y que está posicionándose como la bebida espirituosa del momento: el Mezcal, un destilado mexicano del jugo fermentado de varios tipos de agave (cactus) y cada uno produce una versión diferente de mezcal, una de las más conocidas, aunque no responde exactamente a la definición tradicional del mezcal, es el tequila. Y Auzmendi sugiere adivinar lo que ella más desea en una copa y en el resto del mundo y jugar, divertirse. Y beber.

Publicar un comentario