Cócteles con whisky Red Fire un trago que te sorprenderá

Hoy te traemos un trago largo con whisky que no te dejara indiferente, el Red Fire es un cóctel que se hace directo en el vaso, su sencillez y facilidad de ejecución hacen de él una gran mezcla. Al cóctel Red Fire le hace grande el toque de un ingrediente el "licor de cereza", whisky y tónica componen el resto de este cóctel, te encontraras con un contraste de sabores y colores. Visualmente veras dos colores, un color whisky transparente de la mitad hacia abajo y en la otra un color rojo producido por el licor de la cereza, este efecto se logra al remover antes el whisky con la tónica y añadiendo en último lugar el licor de cereza sin removerlo, este licor no debe tener alcohol para variar lo mínimo el sabor de whisky con tónica.

En nariz tiene aromas frutales a cereza, en boca un principio dulce dando paso a un amargor suave de la tónica y con un final a whisky dulce.

La elaboración del cóctel Red Fire es muy sencilla en vaso alto lleno de hielos, echamos las 2 oz (60 ml) de whisky, añadimos la tónica dejando 2 dedos libres hasta el borde y el sobrante de la tónica la desechamos (no volver a rellenar con ella después de haber bebido), mezclamos estos dos ingredientes revolviendo, por último añadimos 1 oz (30 ml) de licor de cereza "no removemos". Decoramos con una guinda. En el vídeo lo tenéis paso a paso.

10 comentarios