Cómo Conseguir?: una Cerveza Bien Tirada

¿Cómo Conseguir?: una Cerveza Bien Tirada
Tirar una cerveza en ocasiones se convierte en un arte, para que no pierda ninguna de sus propiedades no siempre es fácil, pero trucos como mojar la copa en agua o dejar tres centímetros de espuma para que no pierda gas ayudan a conseguirlo. Aunque hay tantos recipientes como cervezas y cada fabricante propone el suyo, se puede elegir como estándar una copa con tallo largo, para no calentar la bebida al sujetarla, y más estrecha en la boca que en la base...

Recomendaciones para conservar mejor las propiedades de la cerveza:

- Mojar la copa ayuda mucho, no solo elimina cualquier resto de jabón o abrillantador, también contribuye a que la cerveza "resbale" por el cristal a medida que cae y, lo que es mejor, a refrescar el contenido.

-  Nunca se debe congelar la copa, acaba aguando la cerveza, tampoco hay que servir del congelador, sino a una temperatura de entre 4 y 7 grados centígrados.

- La cerveza hay que echarla, desde el grifo o la botella, en la copa inclinada en un ángulo de entre 60 y 45 grados y, cuando tres cuartas partes del recipiente estén llenas, "enderezar, estrangular el grifo y echar la crema -espuma- en una capa de unos tres centímetros hasta el borde".

- La crema es un elemento esencial, que debe permanecer durante todo el tiempo que se esté disfrutando de la cerveza porque impide que pierda gas.
Publicar un comentario