Licor de Crema Irlandesa: Baileys

BAILEYS
El licor Baileys es la crema de whisky más conocida, una combinación única de fresca crema de leche, whiskey irlandés y materias primas de alta calidad (vainilla, cacao y azúcar). Su nacimiento se remonta al año 1970, cuando un grupo de expertos detectaron la oportunidad de crear una nueva bebida que respondiera a las necesidades de un consumidor cada vez más exigente y dinámico...

Tras cuatro años de trabajo, en 1974, el equipo encargado del proyecto, logró la mezcla perfecta; un sabor inconfundible, diferente a todo lo que existía hasta el momento y un ingrediente indispensable en la cocteleria.

El 80% de los ingredientes utilizados en la elaboración de Baileys proviene de la isla de Irlanda, lugar donde se produce y embotella de manera exclusiva. Conocida como Isla de la Esmeralda, su clima templado y su geología convierten a este lugar en uno de los más idóneos para la crianza y el pasto de las vacas. El resultado es una leche excelente, de primera categoría, reconocida en todo el mundo.

Para la obtención de la crema, Baileys utiliza cada año la leche de más de 45.000 vacas seleccionadas entre las mejores granjas del país. Tras su traslado en tanques refrigerados en un tiempo inferior a 36 horas, comienza el verdadero proceso de elaboración de Baileys, fruto de la combinación de crema, whiskey irlandés, azúcar y un sabor a chocolate, confeccionado a partir de una exclusiva receta de extractos naturales de semillas de cacao del oeste de África y vainilla.

La clave de Baileys reside en su mezcla. Cada marca emplea sus propios métodos, que constituyen uno de los secretos mejor guardados de las empresas; un ritual que da vida al producto y que en el caso de Baileys permite su conservación hasta dos años después de la fecha de envasado, sin conservantes ni aditivos. Las innovadoras técnicas que se emplean en el proceso, patentado a escala mundial, permiten, además, que Baileys sea el único licor de crema irlandesa completamente natural (únicamente se utiliza el whiskey como conservante natural).

Desde sus inicios, Baileys se centró en potenciar su único y original licor de crema irlandesa. En línea con su estrategia, el consumo de Baileys continúo creciendo con los años y adaptándose a nuevas formas de consumo. Fue entonces, cuando la marca consideró que era el momento perfecto para introducir novedades que reforzarán el carácter versátil de Baileys y la relación con sus consumidores. Así es como, en septiembre de 2006, nacen los diferentes sabores Baileys: Baileys Mint Chocolate, Baileys, Crème Caramel y Coffee . Variedades que mantienen el delicioso sabor tradicional de Baileys Original e incorporan sabores naturales, que perfectamente ensamblados, complementan y amplían la gama de productos de la marca.

Notas de Cata

Baileys Original: cremosidad y notas de vainilla y cacao.

Baileys Mint Chocolate: el Baileys original, con sabores naturales, como la menta -hierbabuena fresca- y un toque de chocolate negro.

Baileys Crème Caramel: el delicioso Baileys® original incorpora un sabor natural como el del cremoso caramelo que hace que sea perfecto para consumir con mucho hielo o para añadir a un café con leche.

Baileys Coffee: el suave sabor de Baileys combina a la perfección con el delicioso sabor a café tostado.
Publicar un comentario