Receta Coctel Mojito Granada un 10 en sabor, color y vista

mojitos
Barman in Red vuelve con otro coctel Mojito, uno más en nuestra colección de la mezcla que más aromas desprende cuando la haces. El ´Mojito Granada` se merece un 10 en sabor, color y vista, el sabor y aroma te envuelven y atrapan cómo solo sabe hacerlo la coctelería tropical. Cuando estés tomando el Mojito Granada pasaran de largo los terremotos y atrapara tus sentidos de lengua libre como un rayo de luna llena, se escapara de la cárcel de cristal a tu boca en un delirio de ron dulce y afrutado, te volverás un devoto del Mojito Granada y rezaras en las coctelerías pidiendo esta mezcla. Después de esta descripción algo poética pasamos a la técnica...

Lo primero es saber la diferencia de este mojito con otros, nos lo va a dar la fruta Granada, es entrado el otoño cuando esta fruta nos ofrece sus granos en toda su plenitud, y se mantiene hasta finales de enero, se dan distintas gamas de colores que van del rojo brillante al verde amarillento o al blancuzco, siempre coger las de color rojo brillante para realizar nuestro mojito. El interior de la granada está dividido por medio de una membrana blanquecina donde cada receptáculo alberga numerosas semillas de color rojo de sabor agridulce que recuerda ligeramente al de las grosellas.

Conviene elegir la fruta sin cortes ni magulladuras. Una granada de calidad se presenta ausente de grietas de crecimiento y sin arrugas en la piel, que pueden ser una consecuencia de retraso en su recolección. Es muy importante que la piel esté dura y tersa y que tenga un color vivo con matices marrones. Hay que elegir los ejemplares de buen tamaño y de elevado peso respecto a su tamaño. Se puede abrir cuando la cáscara adquiera un tono pardo. Las granadas se mantienen en buenas condiciones durante varios días si se conservan a temperatura ambiente. Si no las usáis pronto es preferible guardarlas en el frigorífico, y así se alarga su vida útil unas tres semanas.
coctel mojito
Después de aprender un poco de las granadas (las de comer que las otras sólo sirven para hacer daño), tenemos que cortar media, con una cucharilla vamos sacando los frutos, tener cuidado de no manchar la ropa que es muy difícil de sacar (este consejo es de tabernero).

Empecemos con el Mojito Granada, primero un vaso alto y ancho, el que podéis ver en las fotos y vídeo tiene una capacidad de 16 oz (480 ml), para que os hagáis una idea aproximada del vaso que tenéis que utilizar.

Añadimos dentro del vaso un nido de hierbabuena, cogéis una rama y la enredáis colocándola en el fondo con tallo incluido que es donde están los mayores aromas de la hierbabuena. Exprimimos media lima sobre el vaso (se le llama limón en otras países), añadimos una cucharadita de azúcar (si tenéis blanquilla mejor para que no oscurezca la mezcla). Añadimos las pepitas de la media granada que ya teníamos extraídas.

Ahora llega la hora de macerar estos ingredientes con un mortero, suave sacándole el jugo a la granada que enseguida suelta llenándolo de color rosado pálido, se va creando la melaza de los ingredientes, este paso es muy importante ya que el corazón de mezcla esta aquí, los aromas mezclados tienen que inundar nuestras fosas nasales.
Añadimos abundante hielo picado, dejando siempre un margen hacia el borde para poder trabajar, ahora añadimos una cucharadita de Granadina, le aportara color integrándose perfectamente con el del jugo de la granada y además le dará más dulzor a la mezcla. Removemos un poco la mezcla, solo unas vueltas.

Llego la hora de la base alcohólica, añadimos 2 oz (60 ml) de Ron Blanco, nosotros hemos utilizado un Bacardi. Rellenamos de Agua con Gas (Soda Water) más o menos entrara la mitad de la botella, el resto la guardáis para otro mojito o la desecháis, nunca se os ocurra ir rellenando según bebéis. En este paso podéis añadir más hielo si es necesario y lo crees conveniente o hay mucho margen hasta el borde. Ahora removemos un poco para que se mezclen los ingredientes y los tonos rosados se esparzan por la mezcla, con unos pequeños golpes valdrá.

Ahora llega la hora de cerrar el Mojito Granada con la decoración, ponerle cariño que cómo podéis ver en las fotos y vídeo no solo dan ganas de beberlo también de comerlo, es un cóctel tropical y la imagen visual donde la decoración juega un papel muy importante tiene que ir asociada a la mezcla.
coctel mojito
Añadimos en primer lugar una ramita de hierbabuena (se puede usar menta), no escatimeis en usar una grande que inunde de aroma la mezcla. Una rodaja de lima (limón) y otra de granada en el borde del vaso, uno o dos absorvedores (pajitas) son básicos ya que los mojitos suelen ir muy adornados y con ellos es más cómodo beberlos.

Nos encontraremos con un cóctel en vista de transparencia media con diferentes tonos rosados. En nariz, hierbabuena fresca y aromas frutales. En boca, principio dulce a frutas, ron y hierbabuena, la mezcla ideal de sabores para degustar un coctel mojito exquisito, por eso le damos un 10. Y ahora, os dejamos nuestro vídeo del Mojito Granada paso a paso y que lo disfrutéis.
ENTRADAS RELACIONADAS:
- Cóctel Mojito de Sandia
- Mojito de Café y Jengibre
- Mojito de coco 
- Mojito de Fresa
 
Publicar un comentario