Qué beben las celebrities?

qué beben los famosos
En Barman in Red hemos dado algunas listas sobre ´cocteles famosos de películas`, ´bares famosos del mundo` donde muchas celebrities ahogaban sus penas y triunfos, pero hoy queremos saber que beben ya fuera de la ficción, sea para sentirnos identificados, para marcar las diferencias o simple curiosidad. Y encontramos que infinidad de personajes tienen cócteles y bebidas preferidas, sea a lo largo de la vida o en algún momento en particular. Los bares y bebidas con sus barras son los púlpitos desde donde los batenders nos mezclan, nos cruzan, nos amontonan, nos reencuentran y en ocasiones nos confunden, hace poco en un tumulto de estos me preguntaron que pensaba yo sobre Lady Gaga si era un ´Bluff o una Mamarracha`, yo sólo conteste ´Jameson`...

Lady Gaga: la súper estrella del pop, Lady Gaga ha declarado muchas veces su incondicional amor por el whiskey irlandés Jameson. Les ha dicho a sus seguidores que es su whiskey favorito, y que al final del día o de una noche jamás diría que no a una copa de whiskey.

Britney Spears: ahora que volvió a los escenarios se lo agradecemos, parecen ya lejanas las postales de sus noches locas que parecían sin retorno. Todavía se cuenta su afición por el vodka Grey Goose con soda.

Paris Hilton: en Barman in Red somos incapaces de catalogar a Paris (es tan tan ... que incluso nos llega a caer bien), esa postal tan clara que forma su presencia mediática, parece hasta justificar sus actos, fiesta, fiesta y más fiesta. Noches de tequila caro. La rubia fue parte del lanzamiento del tequila Hornitos Reposado.
bebidas de famosos
Frank Sinatra: bebió vinos tintos caros y martinis mezclados para sus amigos en el set de "La Gran Estafa". Sin embargo, su propia bebida era una mezcla sencilla y exacta de hielo, Whisky Jack Daniels Tennessee y agua. "Esta es la bebida de un caballero", es como él lo describió. "Esto es bueno." En ocasiones lo llamaba "El asno negro de Jack Daniel".

Keith Richards: famoso guitarrista de The Rolling Stones es un amante declarado de Jack Daniels, se le puede ver en multitud de fotografias con una botella de Jack Daniel´s al lado.

Tom Waits: ahora se le ve más calmo a Tom, pero tuvo sus años bravos que le generaron toda una mística de bebedor duro. Varias canciones afianzan esta leyenda, desde “The piano has been drinking”, “Drunk on the moon”, “Jockey full of Bourbon” y todas las del disco “Nighthawks at the dinner”, en el que se escucha el barullo típico de un bar como música de fondo.
que beben los famosos
Lindsay Lohan: de Cupido motorizado y chica Disney a eternas noches de fiesta descontrolada. Hasta pareció eclipsar el frenesí de Britney. Se llegó a correr la voz de que Svedka, el vodka sueco, le iba a pagar un millón de dólares para auspiciar su cumple de 21 años. Aunque el rumor fue falso, no debe haber faltado vodka, una de las bebidas preferidas de la rubia.

Danny DeVito: invitado a The View, un programa vespertino de la televisión norteamericana, el gran Danny dio un gran show. Llegó entre ebrio y resacoso, rodeado de mujeres; y se la pasó diciendo pavadas. Igual, desde el principio avisó: “creo que fueron los siete limoncellos los que me pegaron”. Esa entrevista tuvo tanto éxito que luego DeVito sacó su propia marca de Liemoncello “Danny DeVito Premium Limoncello”, elaborado con limones orgánicos de Sorrento, y recomienda un cocktail (en jarra) en base a ellos, basado en una Margarita: mezclar el jugo de 9 limones, 8 limas, 3/4 taza de agua, 1/2 taza de almíbar simple, 6 onzas de tequila y 3 onzas del limoncello en cuestión. Nada mal.

Sean Connery: es uno de los actores más famosos de Hollywood y muchos lo recordamos en su papel de James Bond. Su fama creció a un ritmo vertiginoso y, por ello, le ofrecieron muchos contratos publicitarios, uno de los cuales fue de Jim Beam Bourbon. Sin embargo y como buen escocés, sus preferidos siempre han sido los maltas de su tierra natal. Tanto, que una vez al preguntarle sobre su buen aspecto, Sean Connery afirmó que sin duda se debía al whisky escocés.

Madonna: adora los Martini de granada.
bebidas de famosos y famosas
Eva Mendes: se pone psicodélica con un Pink Elephant (vodka, jengibre, cognac de frutos rojos, jugo de ananá, jugo de chamberry, azúcar).

Johnnie Depp: el famoso actor siente predilección por el cóctel “Bourbon Sour” (Bourbon, zumo de limón, un trozo de naranja y licor de cereza). Es tanta la pasión de Depp por el whisky que en una entrevista afirmó querer ser enterrado con whisky “y que todos puedan tomar una buena copa para despedirme“.

Charlize Theron: elije el Pomegranate Blossom (vodka de limón, jugo de granada, azúcar, limón).

Lula da Silva: durante el mundial de 2006, Lula preguntó si realmente estaba gordo Ronaldo, y la respuesta del 9 fue que, si pudiera, le preguntaría si es verdad que el actual presidente de Brasil bebe tanto como dicen. El lider del PT tiene fama de amante de la cachaça, algo que una nota del New York Times afirmó (diciendo que Lula tenía “drinking problems”) causando revuelo en Brasil.

Dorothy Parker: felizmente se publicó la obra completa de esta cuentista, crítica, guionista, poeta y narradora, que logró fama definitiva a partir de sus notas en The New Yorker. En sus cuentos narra la vida privada del centro del siglo XX en Nueva York. En este mundo en que florecían las Cocktail Party en los departamentos, Dorothy bebía y celebraba su placer y desasosiego. Bebedora, dejó una frase que quedó para la historia: “Me gusta tomarme un Martini. Dos como mucho. Después del tercero estoy debajo de la mesa. Después del cuarto estoy debajo del anfitrión”.

Puff Daddy: los vodkas de lujo son una de las estrellas del mercado de bebidas de lujo en Norteamérica (donde el cognac es la otra parte de este fenómeno). Ahora, pretender que Puff Daddy es un émulo de Frank Sinatra y robar el glamour del Rat Pack para vender Ciroc, ya es demasiado. Larga vida a Dean Martin, Frank Sinatra y Sammy Davis Jr.
bebidas y famosos
Vince Vaughn: elige algo mucho más simple (Red Bull + vodka).

Príncipe Harry: champagne y Crackbaby Cocktail, los pubs, los juegos en los pubs, y beber en los pubs parecen ser la santísima trinidad de los ingleses. Y el hijo de Lady Di no podía estar fuera de esta tradición. Según contaron a la prensa, en una noche se gastó con su novia y una pareja amiga 5.000 libras en alcohol apostándolo en juegos. Dicen que tomó buen champagne francés y Crackbaby Cocktail (mezcla de vodka, maracuyá, jugo de raspberry y azúcar).

John Fitzgerald Kennedy: el último presidente asesinado en EE.UU. era un amante de la buena vida: mujeres, viajes en velero, habanos, bebidas y fiestas. Dicen que antes de afianzar el bloqueo a Cuba mando comprar por todo el país las existencias de H. Upmann Petit Coronas, su cigarro preferido. Encontraron 1.200 y todos pasaron a su humidor. También amaba tomar Mojitos. Buena combinación. Esperemos que Obama reconcilie a estos dos países.

Ernest Hemingway: que se hizo famoso por novelas como “El viejo y el mar”, “Adiós a las armas” o “Por quién doblan las campanas”, era también famoso por beber whisky con un chorrito de jugo de limón. A él se le atribuyen las siguientes palabras: “¿No bebe? Veo que habla con desprecio de la botella. He bebido desde que tenía quince años y pocas cosas me han dado más placer. Cuando uno trabaja duro todo el día con la cabeza y sabe que tiene que trabajar al día siguiente ¿qué otra cosa puede cambiar sus ideas y hacerlas funcionar en un plano diferente como el whisky? ¿Qué puede calentar el alma fría y húmeda más que el whisky?“.

Oliver Stone: el polémico director de películas como Platoon, Wall Street, Asesinos natos y Nixon, es un fan y coleccionista de whiskies de malta.

En Barman in Red / 10 mejores ediciones de cerveza del 2012
En Barman in Red / 10 whiskys más vendidos del mundo

Publicar un comentario