El alcohol con refrescos de dieta son una mala combinación

Un estudio científico de la Universidad del Norte de Kentucky demuestra que los refrescos denominados de dieta, bajos en calorías o light para combinarlos con alcohol en busca de ahorrarnos unas calorías "es una mala combinación". Según el estudio publicado hace unos días en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research, los miembros del grupo que bebió las sodas dietéticas se intoxicaron más y a un ritmo mayor (casi 20% más) que los que mezclaron el alcohol con soda regular. El estudio se realizo entre hombres y mujeres al 50%, dando a un grupo de estudiantes universitarios cocteles de vodka con refresco normal (con azúcar) o con refresco de dieta (sin azúcar) ...

"Los investigadores indican que el azúcar en la bebida desacelera los efectos del alcohol". Los científicos de la Universidad del Norte de Kentucky pidieron a los estudiantes asistir al laboratorio en distintos días para estudiar los efectos del alcohol.

Durante una de las visitas, los estudiantes bebieron vodka con refresco de dieta y en otra sesión combinaron el vodka con soda endulzada con azúcar. Cada trago tenía la potencia de cuatro cocteles, una dosis que se ha demostrado que eleva la alcoholemia (nivel de alcohol en la sangre) hasta cerca del límite legal para conducir. En cada visita, los estudiantes se terminaban su bebida en aproximadamente 10 minutos.

A través de pruebas de aliento para medir los niveles de alcohol, los investigadores descubrieron que quienes bebieron vodka con refresco regular arrojaron resultados ligeramente por debajo del límite legal, mientras que los resultados de los estudiantes que bebieron el vodka combinado con refresco de dieta superaron el límite.

“Lo que elijas mezclar con tu bebida alcohólica podría ser la diferencia entre infringir la ley o no”, dice la autora del estudio, Cecile Marczinski, profesora de Ciencias Psicológicas de la Universidad del Norte de Kentucky.

Los estudiantes también ejecutaron algunas tareas en computadora que imitan las condiciones a las que se enfrentan al conducir, para medir sus tiempos de reacción. Quienes bebieron la soda de dieta tardaron más en reaccionar.

Los estudiantes dijeron que se sentían igual sin importar lo que habían bebido, a pesar de que las pruebas demostraron que quienes consumieron el refresco de dieta estaban aproximadamente 20% más intoxicados. Para poner las cosas en perspectiva, cuatro copas dietéticas serían equivalentes a cinco calóricas.

Los sujetos fueron examinados sobre clasificaciones subjetivas como la sensación de intoxicación, la disminución de sus capacidades y la disposición para conducir. Según los resultados de las pruebas, “los sujetos no estaban conscientes de la diferencia”, dijo Marczinski.

A menudo la gente mezcla refresco de dieta con alcohol para reducir la ingesta de calorías. Las mujeres toman esta decisión con más frecuencia que los hombres. Pero Marczinski dice que el intercambio no vale la pena. “Es mucho más dañino para el cerebro y para el hígado si tienes un nivel de alcohol en sangre más elevado. Unas cuantas calorías más no harán la diferencia (en tu peso)”, dice Marczinski. En su estudio, los estudiantes que consumieron la mezcla dietética eliminaron solo 130 calorías.

¿Por qué la gente se intoxica más cuando beben refresco de dieta en lugar de refresco regular con su licor? Tiene que ver con la digestión. La mezcla de refresco de dieta pasa más rápido por el estómago y hace que el alcohol entre más rápido en el torrente sanguíneo.

Eso no ocurre con los refrescos regulares y el alcohol. Los expertos dicen que el estómago trata esta mezcla como si fuera comida. La digestión desacelera todo y retrasa la liberación de alcohol hacia el organismo y la extiende durante un periodo mayor.

En Barman in Red / ¿Las mujeres son lo que beben?
En Barman in Red / ¿Sabes porqué el alcohol afecta a cada persona de forma diferente?

Publicar un comentario