Cocktail Dry Martini Original


Podemos nombrar a Ernest Hemingway, William Faulkner, Truman Capote, Dorothy Parker, Wiston Churchil, Stalin, entre otros famosos adeptos a este preparado. Incluso Roosevelt se preparó un Dry Martini al terminar la Ley Seca, en 1933, buscando asegurar su reelección.

Contrario a lo que se cree, su nombre no se debe a la famosa marca de vermouth, pero lo que sí les podemos decir es que, a ciencia cierta, hay por lo menos 6 versiones de su origen, de las que destacaremos un par y nos quedaremos con la que creemos es la verdadera.


Hay quienes dicen que su aparición fue en el bar londinese American Bar, ubicado en el Hotel Savoy, en el año 1886, cuando el Barman Thomas Stuart mezcló ginebra Plymouth y Vermouth.

Se dice también que en el año 1910, un Barman italiano que usaba vermouth francés, Martini di Arma Taggia, hizo un cóctel bastante fuera de lo común al famoso magnate John D. Rockefeller y éste, encantado con la preparación, lo popularizó entre sus conocidos. El problema con esta versión es que, al parecer, Rockefeller era abstemio.

La que consideramos como verdadera es la que indica que el nacimiento del Cocktail Dry Martini fue en América.

Cuenta la historia que en 1860, durante la fiebre de oro, un enriquecido buscador del preciado metal ofreció en el bar de Julio Richelieu, en un pueblo llamado Martinez, San Francisco, un premio en oro al mejor cóctel del bar, el cual fue bautizado con el nombre del pueblo: Martínez. Cómo cambió de Martínez a Martini es un misterio, pero nos atrevemos a pensar que fue debido a la mala pronunciación que tienen los estadounidenses del español. Jerry Thomas, autor del primer libro de coctelería del mundo “The Bartender´s Guide. How to Mix Drinks”, no lo nombra sino hasta 1887 en otra edición del libro con el nombre de Martínez Cocktail.

El alcance del Dry Martini llegó hasta la Meca del cine al aparecer en películas como Casablanca, El Discreto Encanto de la Burguesía y The Thin Man de 1934, en la que se asociaba al Dry Martini con una persona cosmopolita, inteligente, divertida y de una buena posición económica.

 Pero quien se encargó de catapultar el Dry Martini fue el agente secreto más conocido del mundo: James Bond, quien además introdujo una frase muy conocida hoy día en el argot del bar: Shaken not Stirred (batido, no agitado), con la cual demostraba que no era un hombre común y que rompía paradigmas sociales o no tenia ni idea de cocktails.

Ingredientes

55 ml de Ginebra
15 ml de Vermouth Dry

Preparación

Coloque los ingredientes en vaso mezclador con unos cubos de hielo, mezcle con una cuchara mezcladora hasta que esté bien fría la mezcla. Sirva en una copa de Cocktail.

Presentación del cocktail Dry Martini

Decore con una aceituna verde.

libros barmaninred cocteles y bebidas

Comentarios