The Savoy Cocktail Book

Harry Craddock
Gilbert Rumbold
London, 1930

Este libro es una pequeña maravilla, un clásico de la coctelería, que se sigue reeditando. Harry Craddock fue un ciudadano de los Estados Unidos que durante la Prohibición se fue al Bar Americano de el Hotel Savoy de Londres, en 1920. The Savoy Cocktail Book se publicó en 1930. Craddock inventó gran cantidad de cócteles clásicos, entre los que se incluye el White Lady, y popularizó el Dry Martini.

Gilbert Rumbold, Ilustró el clásico The Savoy Cocktail Book, en un "vivo y colorido" Art Deco, vivía en Broadstairs, Era todo un carácter, se le veía a menudo con su equipo de pintura bajo su único brazo.

El autor nos advierte en la introducción
Se han escrito muchos libros sobre la forma de tratar el vino. París, Londres y Nueva York nos han dado muchos libros de cocktails.
Pero dónde, Oh, ¿dónde está el libro que ofrece al aficionado todo?
¿Vinos maravillosos, cada uno en su momento adecuado, y todos los Cocktails conocidos?. Hemos buscado y no lo hemos encontrado. Ponemos pues manos a la obra y vamos a juntar estos dos conceptos.
¿Presunción? Sí, y se nos ha advertido de ello. Los escritores nunca triunfan. En cualquier caso, somos tan ricos que no nos importa si nos cuesta millones. Un completo libro de Bebidas, Cocktails y Vinos: hay que escribirlo. Todos los amigos van a leerlo y nos avisarán de los fallos.


Un libro ingenioso que contiene anécdotas humorísticas sobre el origen del cóctel y su propósito "para el solaz del hombre", así como "un esclarecimiento de los modales y costumbres de la gente de calidad en un período de cierta igualdad".

Texto extraído del libro

    Algunos consejos para el agitador joven

    1. El hielo es casi siempre una visita obligada para cualquier cóctel.

    2. Nunca use el mismo hielo dos veces.

    3. Recuerde que la mejor mezcla de los ingredientes es en una coctelera y no más grande de lo necesario para contenerlos.

    4. Agitar la coctelera  tan duro como usted pueda, usted está tratando de despertarlo, ¡no enviarlo a dormir!.
 
Una vez le preguntaron a Harry Craddock cuál era la mejor manera de beber un cóctel: ¡tome su cóctel tan pronto como sea posible mientras que se están riendo de ti!.


libros barmaninred cocteleria

Comentarios