Ir al contenido principal

Nueva cerveza gay con su eslogan (Bebe cerveza, sé gay)

No es la primera cerveza gay, pero si la primera de color "rosa", se presento en la ciudad de Praga y tiene un cuatro por ciento de alcohol, es de color rosado y sabor dulce. La comunidad homosexual checa no se ha dejado amedrentar: «Bebe cerveza, sé gay», dice el eslogan de las fiestas que se celebran hasta el próximo domingo. Según las últimas estadísticas, el consumo de cerveza no conoce de crisis. El crecimiento del mercado asiático y el aumento de la demanda en Latinoamérica han supuesto una expansión de un sector en el que Irlanda, Alemania y Dinamarca tienen el mayor porcentaje de consumo por habitante. Uno de los países de referencia en este mercado es la República Checa, un destino turístico de referencia para los devotos de las bebidas alcohólicas.

La sorpresa ha llegado al país centroeuropeo de la mano de Ladislav Jakl, secretario general del presidente Václav Klaus, quien inspirado por la publicidad de la primera celebración del «orgullo» en Praga, ha preparado una «cerveza gay». La iniciativa ha partido de los miembros del club de la cerveza «První Extraliga Pivní», que han preparado el «BuQicák», una cerveza con un cuatro por ciento de alcohol, un color rosado y sabor dulce. Los ingredientes son malta de cebada, malta de trigo, lúpulo, hibisco, piel de naranja, cilantro, hayucos y levadura. La receta fue confeccionada por el checo Petr Burianek y se dio a conocer al público el 17 de mayo, Día Internacional contra la Homofobia en el restaurante «Aliance Piv» ("La alianza de la cerveza") en Praga.

El producto ha llegado acompañado de la polémica. La guerra dialéctica en torno a los calificativos –habitualmente despectivos- para referirse a los homosexuales no ha quedado al margen en este caso, ya que el nombre de la cerveza esconde un juego de palabras con términos que han sido aceptados por la comunidad gay como habituales y que ya los utilizan como señas de identidad. «BuQicák» conjuga el término bukvice («homosexual»), con «burcák», que equivale a un mosto apenas sin fermentar.

Un cartel sin complejos
La comunidad homosexual checa, que celebra durante estos días su primera gran reivindicación en las calles de diferentes ciudades del país, no se ha dejado amedrentar por guerras dialécticas y de paso ha hecho su particular guiño a la bebida nacional: «Bebe cerveza, sé gay», reza el eslogan de la semana del orgullo gay..

«BuQicák»  no es la primera «cerveza gay» que se ha inventado. El pasado mes de enero, un empresario mexicano homosexual lanzó una cerveza que fue presentada como «la primeras cerveza en exclusiva para las comunidades de  gays y lesbianas». Los colores e iconos que aparecen en la botella están estrechamente vinculados a los símbolos y colores de la comunidad homosexual con una mano púrpura que recuerda a una famosa protesta llevada a cabo en San Francisco en 1969.

Comentarios