Ir al contenido principal

Un tequila con 21 años de añejamiento

Un tequila de la destilería Casa Xalisco, a la caza de los whiskys y coñagcs de los cuales estamos acostumbrados a esos años de añejamiento estampados en sus botellas. Con el fin de romper el mito de que el tequila no ha podido añejarse por un tiempo similar, muchos años antes que la Norma Oficial Mexicana del tequila, haya establecido formalmente la clase de tequila extra-añejo que requiere un lapso mínimo de tres años de reposo en barricas. Este tequila ya se encuentra en su fase final, donde ha estado reposando en barricas de madera, un tequila blanco de una calidad irrefutable que después de 21 años se habrá convertido en un extra-añejo.

Comentarios