Ir al contenido principal

Catar un tequila

Cada destilado tiene su cata, un proceso que viene marcado por el tipo de producto. El tequila una bebida popular de Mexico que se va abriendo camino en el mundo, no se cata igual que un vino para apreciar los aromas y sabores. El tequila se trata de un destilado con un grado alto en alcohol y requiere de otro proceso de cata. En la cata de un vino se debe 'envinar' (envinar, es impregnar la copa con un poco de vino para que no tenga ningún aroma o sabor que no sea el del vino, por ejemplo, de detergente), con el tequila se usa vodka (sin sabores) para "envinar", porque es uno de los destilados más neutrales.

El tequila debe servirse en copas para destilados que generalmente son de globo pequeño y con la boca cerrada. En la cata visual se debe establecer que el tequila que se aprecia vaya de acuerdo a la coloración de cada uno de sus tipos. Es decir, que el blanco sea transparente, el reposado con un color pajizo ligero, y los añejos o extra añejos dorados y más oscuros.

El olfato del tequila se debe realizar con la boca abierta, exhalar a través de la boca para que los vapores del alcohol no sean intensos y confundan los aromas.

La fase del gusto es prácticamente la misma, aunque no se encontrarán los mismos sabores que en un vino, además de que un tequila muy picante o astringente al paladar puede que tenga un defecto.

Comentarios