Ir al contenido principal

El cóctel Sidecar y su leyenda

Como todo cocktail antiguo que se precie, el Sidecar tiene varias historias de barras. Harry MacElhone, fundador de una de las mecas del cocktail, el Harry’s Bar de París y creador entre otros del Bloody Mary, creo esta famosa mezcla en el año 1931. Además cabe resaltar que enseñó sus secretos a su hijo y este creó el también famoso Blue Lagoon.

La historia cuenta que un motorista o coronel, según quien lo cuente, visitaba a diario este famoso bar en París para tomar un aperitivo y quería que al mismo tiempo le hiciese entrar en calor, puesto que venía en moto y el frío apretaba. Las malas lenguas hablan de que se bautizó a este cocktail con el susodicho nombre, por qué el bebedor en cuestión no era capaz de mantener el equilibrio después de ingerir varias copas de este potente cocktail dorado y lo llevaban a casa en sidecar.

Sea como sea el resultado cumplía las espectativas del cliente. La idea fue variar un habitual cocktail para después de cenar añadiéndole zumo de limón para otorgarle aspereza al resultado y convertirlo así en aperitivo.

Ingredientes
1 1/2 onza (45 ml.) de brandy.
3/4 de onza (20 ml.) de triple seco.
1/2 onza (15 ml.) de jugo de limón.
3 cubos de hielo.

Preparación del Coctel Sidecar
En una coctelera añadimos 3 hielos, echamos todos los ingredientes y agitamos. Servimos en una copa de cocktail previamente refrigerada, adornamos con una rodaja de limón.

Comentarios