Ir al contenido principal

A las Orillas del Río Spey Nace: el Whisky Old Parr

whisky old parr
Un whisky de vieja leyenda Old Parr, Escocia, su tierra y su gente, transmiten desde siempre ese aire de mística y sabiduría entrelazadas, y sus whiskys son condensadores de tal atmósfera. La cuna de esta preparación es la reconocida destilería de Cragganmore a orillas del río Spey, donde se utilizan las más puras maltas y agua de manantial, todo moldeado por las manos expertas de generaciones...

Fueron los hermanos Greenlees quienes se mudaron de Edimburgo a Londres a mediados del siglo XIX, para aprovechar una singular oportunidad de negocios.  Debido al hueco que había dejado la interrupción del Cognac francés en la ciudad, que era la bebida preferida en Londres, varios escoceses como ellos vieron allí su momento de gloria.  Crearon una exquisita mezcla de hasta 40 whiskeys de maltas, combinación de viejos añejos y jóvenes whiskeys de grano.

Lo que faltaba era elegir un nombre; un buen nombre. Y nada mejor que escoger la historia de Thomas Parr, quién en el siglo XV fue popularmente conocido por ser quien más había vivido, se dice que 152 años, habiendo presenciado nada menos que hasta diez reinados británicos.  Así, tanto los de a pie como la propia realeza, cariñosamente lo llamaban “el viejo Parr”, a quien Carlos I le preguntó cuál era el secreto de su longevidad, contestando aquél con simpleza y seguridad: “Los vegetales”.

Old Parr se presenta en una característica botella craquelada color ámbar (a imagen de las botellas de la época de Thomas) que expresa esa antigüedad y exquisitez, envasando un excelente producto de 12 años de añejamiento. De los más distinguidos en su tipo, algo que todo buen consumidor que se precie debería reconocer al instante.

Comentarios