Ir al contenido principal

Vasos de cerveza

Te has preguntado alguna vez ¿qué vaso es ideal para tomar una cerveza? es como entrar a la discusión de qué cerveza es la mejor, ¿hay un vaso idóneo para cada tipo de cerveza?. Veremos algunos de los vasos más conocidos e intentaremos encajar la mejor cerveza para ese vidrio...

Existen 3 tipos de recipientes en donde tomar una cerveza. Tenemos los vasos, los más populares sin duda alguna;  las copas, que tienen un toque de fineza; y las jarras, quizá los más cómodos.

Vaso para cervezas de fermentación espontánea (lambic o gueuze) – Este es pequeño, no sobrepasa los 12 cm, tiene fondo pequeño y ancho y boca grande y delgada. Suele tener labrado o adornos en la parte inferior. Estos vasos son muy comunes.

Jarra de gres para cervezas lager, este es como un pequeño barril y tiene un asa para mantener la cerveza fría, lejos del contacto del calor de la mano. Son de estilo Munich o Viena. Muy populares también.

Jarra alta para cervezas lager, esta es alta, robusta y recta. En algunos lugares son llamadas chopp. Tienen asa y son resistentes a fuerte brindis y choque de vasos entre amigos. Suelen sobrepasar los 500 ml de capacidad.

Vaso de pinta para cervezas ale porter y cerveza negra o stout. Es un vaso alargado de fondo angosto y boca ancha, su forma favorece a la formación de espuma.

Vaso para cerveza Weissbier alemán, vaso largo y fino de base angosta y boca esférica, este permite que la cerveza se caliente rápidamente.

Copa de cáliz,  esta copa muy utilizada en otras bebidas, permite una buena carbonatación, además de la inmejorable apreciación del color y cuerpo de la cerveza.

Copa flauta, la misma que se suele utilizar para el cava o el champagne. Con la cerveza logra una mayor duración de la carbonatación.

Vaso de Hoegaarden o también conocido como Vaso Tumbler, es ideal para las cervezas witbiers. Es pequeño de fondo angosto grueso y boca ancha gruesa también.

Vaso recto y largo, utilizado mayormente para cervezas lager.

Copa Thistle para cerveza pale ale escocesa. Es de fondo esférico y pequeño y boca ancha y recta.

Recuerda que al momento de disfrutar una cerveza, si bien es cierto es importante el vaso en que se sirva, la cerveza nunca dejará de ser el personaje principal.

Comentarios