Ir al contenido principal

Cocteleria Cubana III: Recetas De Alegría

cocteles con ron
Llegados a la tercera entrada de la Cocteleria Cubana, nos hemos juntado con Hemingway, Campoamor, La Floridita y ya solo nos falta el ron cubano y el barman de la Floridita, con estos cinco ingredientes en una coctelera con hielo picado y agitado vigorosamente ...

La cocteleria cubana da un paso de gigante para permanecer en el tiempo. "Un buen coctel es un estimulante a la cordialidad humana, siempre que se aprenda a tomar, como hay que aprender a comer y vestirse de forma correcta. Cuba tiene una amplia variedad de cócteles (más de 500 recetas), muchos de los cuales han dado la vuelta al mundo y hoy se sirven en cualquier bar" (Campoamor).

De las manos de Constante Ribalaigua, camarero y posteriormente dueño de la Floridita, salieron los más atrevidos cocteles que Campoamor fue recopilando y degustando en muchas ocasiones al lado de Hemingway.

Resurge como una liturgia la ceremonia alquimista de convertir el alcohol en un regalo al espíritu, mezclarán el arte de sus fórmulas de alegría con el embrujo de un piano (tan melodioso como travieso) y los instrumentos de percusión, y se formará una nueva encrucijada del coctel.
coctel cubano
Constante Ribalaigua, el propietario del Floridita. Nació en España, se nacionalizó cubano y falleció en La Habana, en 1952. Es el creador del Mary Pickford, inspirado en la actriz norteamericana conocida como la Novia de América. Nosotros os dejamos la receta original cómo la escribió Campoamor en su libro.

Coctel Mary Pickford

En la coctelera:
1 1/2 onza de jugo de piña
1 1/2 onza de ron blanco
1 cdta. de marrasquino
Trozos de hielo
Batir a mano y servir colado en una copa de coctel.
Adornar con una rodaja de piña.

El imprescindible libro de Campoamor advierte a los bebedores que "los países civilizados se identifican por sus cocinas y por sus bebidas, entendidas como modos de disfrutar de la vida en sociedad, y nunca como excesos o como vicios".

Un coctel lo refrenda el tiempo. Surge en cualquier bar y se impone o no en la preferencia de los bebedores. Así, hay cocteles cubanos que nadie recuerda o que aunque se recuerden no se degustan, mientras que otros se popularizan y dan la vuelta al mundo. El gusto del buen bebedor es, en esto, particularmente sabio.
cocteles cubanos
El Saoco tiene, de seguro, origen campesino. Solo en el campo cubano puede haber surgido esa mezcla mágica de ron blanco y agua de coco y que se sirve en el envase natural del fruto.

Campoamor en su libro "Coctelería cubana, 100 recetas con ron" nos da la receta del cóctel Saoco:

Cóctel Saoco

En un vaso alto de jaibol o preferiblemente en la cáscara del coco:
2 onzas de ron blanco,
4 onzas de agua de coco,
cubos de hielo.
Revolver y servir con una pajita absorbente.

Si te gusta la Cocteleria  Cubana, no dejes de leer:
Cocteleria Cubana I: sus Iconos Mundiales.
Cocteleria Cubana II: 100 Recetas con Ron

Comentarios