Ir al contenido principal

Leyendas del whisky

leyendas del whisky
Hay muchas leyendas sobre la aparición del whisky en Escocia, una de ellas cuenta que ... durante un frío invierno, los pictos estaban sentados en su cueva y preparaban la ale ...

En el techo se recogían los vapores que volvían a caer en la taza que contenía la ale, que estaba en medio de la cueva. Cuando los que preparaban la bebida probaron el líquido sintieron un éxtasis. Era un sabor que para los escoceses era desconocido. “Uisge-beatha!” – empezaron a gritar, que significaba: “la bebida de la vida”. En consecuencia aquel nombre se convirtió en uisqe, uis-qe o en el más conocido “whisky”. Desde entonces se traduce como “el agua de la vida”...

Otra leyenda dice que en ... Jura que es uno de los asentamientos más antiguos de Escocia, está llena de leyendas y supersticiones –los escoceses son muy aficionados a ellas-, algunas con más de 8 mil años de antigüedad. Fue una fortaleza vikinga, en su cementerio hay lápidas de caballeros templarios y está el mausoleo de los Campbell, quienes elaboraron este Whisky y la dieron fama a la isla. Por años fueron prácticamente dueños del lugar hasta 1938, cuando se cumplió una antigua maldición de una bruja sobre esta familia.

La leyenda cuenta que en 1700 el clan Campbell expulsó de la isla a una hechicera que tenía un tercer ojo. Antes de irse, llena de resentimiento, profetizó que cuando el último Campbell abandonara la isla lo haría con un solo ojo y arrastraría sus pertenencias en un carro arrastrado por un caballo blanco. Pocos creyeron esa historia, hasta 1938, cuando Charles Campbell, un veterano de la I Guerra Mundial, ciego de un ojo, cayó en desgracia y debió abandonar la isla, llevando justamente sus pocas cosas en un carro tirado por un caballo blanco.

Cuenta la leyenda de San Patricio y el whisky que ... San Patricio fue un misionero que propagó el Cristianismo en la isla, cuando Irlanda era aún una tierra pagana. Para explicar la Santísima Trinidad, eligió el trébol (shamrock) para explicar su dinámica: el tallo representaba a Dios y las tres hojas al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. De ahí que el país adquirió este símbolo y el color verde como su identificación nacional.

Con el Cristianismo instalado en Irlanda, llegaron monjes de todos los rincones del mundo. Entre ellos, un grupo de Medio Oriente, que descubrió en el siglo VI que al mezclar cebada y agua y destilarlo en unos alambiques que usaban para hacer perfume obtenían una bebida espirituosa que hoy conocemos como whisky.

A partir de allí, se instauró que tanto el trébol como San Patricio y por supuesto el whisky fueran los símbolos más emblemáticos de Irlanda. Y la combinación de los tres resultó en la fiesta conocida hoy como St.Patrick’s Day, en honor a su muerte un 17 de marzo.

En Barman in Red / Leyendas del tequila
En Barman in Red / Misterios en las tierras del tequila

Comentarios