Ir al contenido principal

Cocteleria Cubana I: sus Iconos Mundiales, Hemingway, La Bodeguita, El Floridita, Mojitos y Daiquirís

cocteleria cubana
Siempre me ha fascinado la cocteleria cubana, después de leer el articulo "Verdades y Mentiras del Mojito Cubano" mi curiosidad me llevo a la búsqueda de material sobre la cocteleria cubana ...
documentación antigua donde nace el cóctel con la mínima adulteración del paso de los años y las modas. La frase de Hemingway: "Mi daiquirí en El Floridita, mi mojito en La Bodeguita”, fue sólo una estrategia para atraer más turistas, ya que Hemingway no fue un cliente fijo de La Bodeguita, huía de los periodistas que visitaban mucho este sitio, refugiandose en bares donde solo acudían los cubanos.

Los iconos relacionados con la cocteleria cubana como La Bodeguita o El Floridita, Hemingway o el ron Havana Club y otros que apenas se conocen fuera de Cuba, a través de las palabras de Fernando G. Campoamor, periodista que nació en Artemisa el 4 de junio de 1914, cuyos libros y artículos tratan sobre sobre el ron, el turismo, la guayabera y El Floridita, entre otros. Fue la persona a la que Ernest Hemingway le entregó la medalla de su Premio Nobel con la misión de que la colocara en el santuario de la Virgen del Cobre en Santiago de Cuba, donde permanece desde entonces.

Aquí os dejamos la fórmula del daiquirí especial de Hemingway, citado por Campoamor en la entrevista publicada en el libro La Habana de Hemingway y Campoamor:

4 onzas de Habana Club Light Dry
2 cucharaditas de juego de toronja
1 cucharadita de marrasquino
1 limón verde
Y hielo frappé.
Batir bien y servir en una copa de champán

Si os fijáis se hace con 4 onzas que son 120 ml de ron, una cantidad nada despreciable, esta receta nos indica que ha Hemingway le gustaban bastante cargados de notas alcohólicas.
mojitos
La Bodeguita del Medio, estaba ya incluso antes de que triunfara la Revolución cubana liderada por el Che Guevara y el propio Fidel Castro. Corría un 26 de abril de 1942 cuando las puertas de La Bodeguita del Medio se abrieron para no cerrarse nunca, convirtiéndose en un icono de los mojitos a nivel mundial, gracias también a el poeta cubano Nicolás Guillén que fue el precursor de lo que luego se convirtió en toda una tradición dejar versos o frases escritas en las paredes de La Bodeguita.  Otros como la actriz francesa Brigitte Bargot o el escritor Pablo Neruda le dieron todavía más prestigio.

Coctel “Greta Garbo”
En la coctelera: Diez gotas de curasao rojo, 10 gotas de marrasquino, ½ onza de jugo de piña, una onza de ron oro y hielo frappé. Batir y servir en una copa de champán.

Este coctel figura en el libro Cocteleria cubana, 100 recetas con ron, publicado en La Habana por Fernando G. Campoamor, en 1981.

El Floridita fue uno de los lugares más frecuentados por Hemingway y su última esposa, Mary Welsh. Constantino Ribalaigua, dueño de este establecimiento, era buen amigo del escritor. Hemingway tenía en alta estima a los pescadores de Cojímar, hombres humildes y trabajadores, compartió muchos momentos con ellos y los llegó a considerar parte de su entorno personal, lo cual extendió a los trabajadores de La terraza y a los vecinos de San Francisco de Paula, con quienes mantuvo mientras vivió en Cuba una relación entrañable. El Floridita se convirtió en una encrucijada internacional a la que acudieron Tennesse Williams, Ava Gardner, Gary Cooper, Jean Paul Sartre, etc.

La cocteleria cubana tiene 3 medallas de oro, de los 10 cócteles más conocidos del mundo 3 son cubanos, el mojito, el daiquirí y el Cuba Libre.

"Las letras no saben a alcoholes y limones, a azúcar o hierbabuena... ni refrescan como el hielo. Por eso, mejor que hablar sobre cocteles es buscar un ron blanco y usar lo que halla en casa para preparar el convite... o tener un detalle con quien nos hace compañía. Incluso a esta entrada le va faltando el toque de un Mojito".

Entradas relacionadas:
Cocteleria Cubana II: 100 Recetas con Ron
Cocteleria Cubana III: Recetas de la Alegría
Cocteleria Cubana IV: el ron cubano la carta de triunfo para sus cocteles
Cocteleria Cubana V: del Daiqurí a Isla de Pinos pasando por Cuba Libre
Cocteleria Cubana VI: el ron es tranquilo casi filosófico
Cocteleria Cubana VII: Constante el mejor barman cubano

Comentarios