Ir al contenido principal

El Mojito un Coctel con ADN Cubano

mojito
El recetario de bebidas y cocteles cubanos es muy extenso, en todos ellos tenemos el ADN de la tierra en forma de ron y una forma de vivir, mezclas sencillas con pocos ingredientes básicos para darnos tragos felices. Cuba no necesita crear tragos nuevos, ya los tiene por derecho propio. Uno de ellos que se ha ganado el título de bebida cubana en el mundo, el Mojito.


"El Mojito, es refrescante pero seco, suave pero intenso, dulce pero con un punto amargo. 
Su mezcla de aromas y esencias nos transportará al máximo placer. 
Sin duda alguna, una de las mejores y más populares creaciones cocteleras de la historia"



El mojito no se invento en "La Bodeguita del Medio", los cubanos ya lo hacían antes de la aparición del local. Tampoco surgió en el bar "Las Cañitas" del Hotel Habana Libre en los años 30, ni en el Hotel Sevilla, como erróneamente circula, aunque sin duda todos hayan contribuido a su difusión. Su verdadero origen data de 1910, en un bar de la playa de La Concha.

El creador (cuyo nombre se desconoce) fue un descendiente de españoles que lo realizó en un club aristócrata en un vaso de 6 onzas, que luego pasó a uno de 8 onzas, pero siempre mantuvo la hierbabuena, la lima y las gotas de Angostura.


"La Angostura es un componente selecto,
marca la diferencia entre un buen cóctel y un gran cóctel "


El mojito original, en contra de lo que el marketing pretende hacernos creer, no está asociado a ninguna marca de ron cubano en especial, según libros de la época.

El nombre proviene de la españolización de "mojo", un término británico que significa "mezcla" y que hacía alusión al popular cóctel hecho con ginebra y vermouth de aquél entonces, aunque las recetas y orígenes de ambas bebidas son muy diferentes. También hay un plato llamado "mojo criollo".

coctel mojito

El mojito más famoso sin dudas es el de “La Bodeguita del Medio”, (punto de reunión de intelectuales cubanos), porque el escritor Ernest Hemingway lo hizo célebre con su frase "Mi Daiquiri en El Floridita y mi Mojito en La Bodeguita" en los años 50.

Originalmente solo era un establecimiento que vendía platos básicos, ni siquiera era un bar. Luego el dueño Martínez, empezó a vender algunos platos criollos más elaborados para abastecer a los vecinos y aliñar las tertulias que allí tenían lugar.


Cómo preparar correctamente y según la receta original este famoso cóctel el "Mojito".


Para lograr un mojito perfecto, hay que armar bien la puesta a punto de la estación de cantinero con las herramientas y los ingredientes necesarios:

Un ron añejo blanco de 3 años, unas ramas de hierbabuena lo más fresca posible "si se puede, no utilizar menta porque desvía un poco el sabor final, salvo que sea imposible conseguir hierbabuena".

Azúcar "mejor blanca que morena o de caña". Zumo de lima recién exprimido "mejor que industrial porque éste último no aporta los aceites esenciales, el aroma y las características que requiere un Mojito cubano".

Agua mineral con gas o soda "mejor que gaseosa, tónica o Ginger Ale, que alteran y colorean el equilibrio de la bebida". Hielo bien picado y 2 gotitas de Angostura.

Vaso ancho de trago largo, 8 oz. 240 ml. "que ayudará a solidificar los aromas y esencias". Un mortero y un removedor. Con todo esto ya estamos preparados para empezar hacer el Mojito cubano perfecto.

receta mojito

PASO 1
Si es posible damos previamente un golpe de congelador (15-20 minutos) a los vasos.

PASO 2
Comenzamos echando dos cucharadas grandes de azúcar en el fondo del vaso.

PASO 3
Colocamos sólo el tallo entero de la rama de hierbabuena "no las hojas", porque vamos a macerar con el azúcar para extraer los aceites esenciales contenidos en el tallo, es decir vamos a pisarlo delicadamente con el mortero, sin triturar.

PASO 4
Se añade el jugo de media lima "entre 10 ml. y 15 ml.", para hacer la maceración más efectiva.

PASO 5
Se maceran suave pero firmemente estos tres ingredientes. El Mojito se logra en la base fundamentalmente, "su gran secreto radica en la maceración primera", en disolver el azúcar con un poco de lima para que las sustancias que hay en el tallo de la hierbabuena cedan y emanen.

Las hojas no interesan hasta el final, donde se usarán para redondear la bebida y decorar. El sabor característico de un buen Mojito lo proporciona el tallo, balanceado perfectamente con el jugo de lima, el azúcar y muy poquita agua, que harán la sustancia base.

Es por eso que muchos bartenders no logran la calidad de este trago, pese a esforzarse. Un error muy común es ponerle todas las hojas de hierbabuena y machacarlas destruyéndolas, ya que luego van a flotar, siendo quizás ingeridas por el consumidor. El macerador o mortero ha de estar absolutamente limpio y sin ningún tipo de aroma remanente.

PASO 6
En este paso "acampanamos el azúcar", es decir agregamos una pequeña cantidad de agua con gas a la maceración, aumentando la cantidad de líquido para poder diluir esos aceites extraídos del tallo para una mejor disolución del azúcar.

Maceramos un poco más y finalmente removemos con energía buscando que no queden grumos que pudieran desbalancear el cóctel. No poner aún el Ron ni añadir nada más.

Si ponemos el ron para macerar la base, por una reacción química que se produce en el azúcar por la presencia del alcohol, se neutraliza y no se disuelve. Si pasa eso no logramos un perfecto balance. El azúcar debe desaparecer, siendo totalmente diluida en la 1° maceración, si no el Mojito directamente está mal elaborado y totalmente desbalanceado.

PASO 7
Introducir el vaso con el macerado en nevera y dejar reposar durante al menos 5-10 minutos para obtener los mejores resultados, aunque no es imprescindible.

PASO 8
Sacamos los vasos de la nevera y removemos de nuevo el macerado, que ya está listo. Llenamos el vaso con hielo bien picado. Agregamos Ron Añejo blanco de 3 años, hasta cubrir un tercio del vaso "unas 2 oz. 60 ml.", y completamos con agua con gas o soda echada lentamente hasta un dedo del borde del vaso.

Homogeneizamos la mezcla con el removedor durante unos segundos, y colocamos las hojas de hierbabuena que habíamos separado del tallo previamente "unas 8 de media". Éstas no tienen el mismo carácter del tallo usado al principio, de aromatizar y perfumar, pero redondean el equilibrio de la bebida y la decoran. Removemos de nuevo durante unos segundos.

PASO 9
Por último colocamos un golpe de Angostura "tan solo dos gotas". Es fundamental no excederse con la cantidad, la aplicación de la Angostura exacta puede elevar la bebida a los altares o arruinar su equilibrio. Removemos de nuevo durante unos segundos.

PASO 10
El mojito ya está listo, opcionalmente podemos presentarlo con una fina rodaja de lima pinchada en un costado del vaso, aunque esto es simplemente con objeto decorativo y no interfiere en la receta. Introducimos en el vaso un removedor, para que el cliente siga macerando el mojito entre trago y trago.

coctel mojito original

LA CATA

En contra de lo que suele suceder en la mayoría de locales y la creencia popular, "no esconveniente presentar ni beber el mojito con pajita", ya que el líquido va directamente a la parte trasera de la lengua, perdiéndose muchas propiedades dado que ésta contiene las papilas gustativas por sectores que van a identificar lo dulce, lo ácido, luego lo salado y finalmente lo amargo.

Si se "traga" no se disfruta y saborea del modo adecuado una bebida compleja y equilibrada en cuanto a esencias y texturas como es el "auténtico Mojito".

A la vista se presenta más armónico, sin hojas trituradas en su interior ni en la superficie. Su aroma es directamente provisto por la hierbabuena, que actúa como aromatizante y decoración, predisponiendo con su frescura al consumo.

La entrada es suave y balanceada. En el paladar se aprecia refrescante y sabroso. El alcohol se mantiene presente sin ser demasiado agresivo, y no sin estar casi ausente como en la mayoría de los cócteles hechos a grandes escalas en eventos.

Perfectamente balanceado con la acidez de la lima y el dulce del azúcar, el bitter Angostura es un estabilizador que potencia los sabores y le otorga carácter homogéneo, dándole también al final de boca un toque amargo pero especial y más complejo, eliminando el exceso empalagoso, brindando estructura y amalgamando los sabores.

También es importante utilizar un ron ni demasiado joven ni demasiado añejo, un 3 años es perfecto, ya que posee la personalidad suficiente para otorgar notas ricas y diferentes por sí mismo y al mismo tiempo la ductilidad necesaria para combinar en armonía con el resto de componentes.

*Este artículo, hasta aquí se publicó en Barman in Red en el 2011, es uno de los más visitados, ahora lo ampliamos y le damos nueva forma, esperamos que lo disfrutéis*.



"Hay cócteles cubanos que nadie recuerda o que aunque se recuerden no se degustan, 
mientras que otros se popularizan y dan la vuelta al mundo. 
El gusto del buen bebedor es, en esto, particularmente sabio"


recetas mojitos

Hasta aquí nos hemos empapado del Mojito Clásico, pero ahora nos metemos de lleno en otras formas de ver y disfrutar de este trago.

El cóctel Mojito aparece entre los 10 primeros de las listas de los cócteles más vendidos en el mundo, aparece siempre en las listas de los mejores cócteles tropicales.

Una de las cosas que más me gusta es la cantidad de variaciones que existen en la actualidad, muchas barras tienen su Mojito Especial, y vamos a darnos una vuelta por algunos de los que hemos hecho, probado y disfrutado.


El Mojito de Naranja: jugando con la receta hemos cambiado la lima por la naranja, pero le hemos dado el punto especial con unas laminas de jengibre.

Aquí tienes la receta completa y vídeo: "Mojito de Naranja".


"El ron cubano es una carta de triunfo, lo confirman su aceptación y su prestigio. 
Con él se preparan deliciosos cócteles que estimulan la cordialidad humana"


El Mojito de Cerveza: sobran las palabras para nuestro cambio de la soda por cerveza, os preguntareis ¿y esto? sólo os digo que esta buenísimo.

Aquí tienes la receta completa y vídeo: "Mojito de Cerveza".


En la película de James Bond "Otro Día para Morir", Pierce Brosnan ofrece en un hotel cubano un Mojito a la sexy Halle Berry, quien dice, con picardía: "Me podría acostumbrar a su sabor".


Algunos consejos antes de pedir un Mojito:

- Nunca pedirlo cuando hay cola en la barra, ya que es un trago que requiere tiempo para estar bien hecho.

- No es buena idea pedirlo en discotecas, cadenas de restaurantes y barras de dudosa calidad, posiblemente serán unos mojitos premezclados.

- Jamás pedir un Mojito frozen, signo absoluto de mal gusto y debilidad. 

- El Mojito, más allá de su popularidad, es uno de esos tragos que requiere un bartender con ganas de trabajar y las materias primas correctas.


"Las letras no saben a alcoholes y limones,
a azúcar o hierbabuena, ni refrescan como el hielo. 
Por eso, mejor que hablar sobre cócteles,
es buscar un ron blanco 
y usar lo que halla en casa para preparar el convite, 
tener un detalle con quien nos hace compañía 
y preparar un buen Mojito"


Entradas Relacionadas:



Comentarios